El salto de la tienda física a la virtual

Cómo funciona una tienda online – Grafix |

El comercio ha cambiado radicalmente durante la cuarentena por el COVID-19 y nada hacer pensar que no vaya a seguir cambiando aún después de que se restablezca la “normalidad”. Todo apunta a que seguirá ganando espacio ese híbrido entre lo digital y lo presencial que se está viendo en este momento.

Se trata de un gran salto en las transacciones tradicionales; todo ello debido a la transformación de la conducta de los consumidores, quienes por el confinamiento sanitario experimentaron las ventajas de las compras online, lo cual da paso a la cada vez mayor “instalación” de tiendas virtuales.

Según firmas especializadas, antes de la llegada del coronavirus 96,7% de los internautas realizaba búsquedas de información sobre precios, características y opiniones de los productos y 36% de esas personas concretaba la compra.

Con el COVID-19, se calcula que 20% del total de los consumidores ha empezado a comprar online durante el confinamiento y 17% de ellos ha manifestado que seguirá haciéndolo cuando se instaure “nueva normalidad” post coronavirus.

Esta situación hace reflexionar a muchas empresas, que analizan la posibilidad de incursionar en la venta digital y profundizar su presencia en la red para incrementar sus ventas.

Se puede pensar que los grandes vendedores digitales como Alibaba, Amazon o eBay -cuyo valor en las bolsas es de millardos de dólares-  han sido exclusivamente los beneficiados.

Pues la respuesta es no. Muchos pequeños comercios, productores y marcas, además de empresas tradicionales, han entrado con éxito en el ruedo digital durante la pandemia y su intención es quedarse en la etapa post pandemia.

Y es que el comercio virtual crece día a día en los mercados locales e internacionales del mundo. En ese espacio virtual se vende o compra prácticamente de todo: alimentos, medicinas y equipos médicos, vehículos, ropa, calzado y accesorios, materias primas, insumos y servicios para las industrias, entre muchos otros.

Sin embargo, los empresarios no deben perder de vista la realidad de que las ventas online seguramente tienen riesgos y un límite de participación en los mercados.

Por ello, las compañías deben buscar los mecanismos para adoptar y combinar ambos sistemas de colocación de sus productos y servicios. El reto es llegar a un punto rentable y sustentable de equilibrio entre el comercio virtual y el físico. Pero antes hay que dar el salto de la tienda física a la virtual.

Referencia:

https://theconversation.com/el-comercio-pos-covid-19-sera-un-hibrido-entre-lo-digital-y-lo-presencial-con-distancia-139440

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s